INSTRUMENTOS DE OBSERVACION II

Hola a tod@s:

Una vez tenidos en cuenta los elementos del post anterior, vamos a entrar en materia óptica, que una vez más, la vamos a basar en la experiencia propia, que es muy corta, pero quiero compartirla, vamos a llamarla vivencia de observación.

Cuando miramos al cielo nocturno, y vamos descubriendo poco a poco su contenido, siempre queremos más, ya que nuestras ojos tienen las limitaciones que tienen, por lo que, para ese “más”, estamos deseando tener alguna ayuda, que nos facilite descubrir, por poco que sea, las maravillas del universo; ¿y si pudiera ver Saturno y su “aro”? ¿y si pudera ver Júpiter?, ¿y la Luna más cerca?. Pues bién, nuestro sentido común nos manda coger lo más a mano que tengamos, por lo general, unos prismáticos, que casi siempre hay por casa, o un catalejo, ¿es esto correcto?, claro que si, y acertado, como regla de oro siempre he seguido, la de MAS VALE PRISMATICO PEQUEÑO QUE NADA, y con esta norma, he logrado tener unas preciosas experiencias al mirar el cielo.

Llegados a este punto, os daré unos consejillos, que después de leer artículos y artículos sobre astronomía, he seguido y creedme, son fundamentales para la observación. Antes de mirar a través de algún instrumento óptico, incluso con el “ojo desnudo”, hemos de esperar que nuestra vista se acomodé al lugar y a la falta de luz, ya que, estaremos en un lugar más o menos oscuro, por lo que, tenemos que dejar que la pupila de nuestro ojo se dilate, fruto de la ausencia de luz ambiente, y esto llevará unos 15 o 20 minutos, cuanto más dilatada se encuentre, más luz dejará pasar, y en consecuencia más objetos luminosos tenues podremos ver a ojo desnudo, con el instrumento que llevemos en ese momento.

Dato el de la pupila muy importante, ya que, irá ligado a la observación, cuando trabajemos a muchos aumentos, ya llegaremos. Por el momento nos vamos a quedar con la idea, y vamos a intentar apreciar los prismáticos como se merecen en nuestro siguiente post.

Buenos cielos, y hasta pronto.

(540)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *