LA MONTURA ECUATORIAL II

Hola a tod@s:

Aún sabiendo que entender esta parte de nuestro blog va a ser tediosa, vamos a intentar explicar el fundamento de este sistema de coordenadas, que como decíamos anteriormente se basa en la declinación y ascensión recta, para intentar dar una visión inteligible de este aparente galimatías.

Imaginemos la Tierra situada en el centro de una esfera, con el polo norte terrestre apuntando al punto más alto de la misma, es decir en el cenit, e imaginemos que el ecuador terrestre, se proyecta en el espacio y se expande por él. Y ahora imaginemos que podemos trazar el tránsito que aparentemente describe el Sol, tomando como referencia fija la Tierra, considerada el centro de la esfera que hemos mencionado antes. Lo que veríamos sería una trayectoria elíptica que se denomina ECLIPTICA, y que veríamos que corta en un determinado ángulo al ecuador proyectado, y lo hace evidentemente en dos puntos. Uno de ellos, llamado PUNTO ARIES, y que determina la posición del sol en el comienzo de la Primavera, y otro punto (el opuesto) que determina la posición del sol en el comienzo del otoño o PUNTO LIBRA.

Pues bien, este dato que sin darnos cuenta nos delimita las estaciones del año de forma sideral, nos da una idea gráfica de los puntos determinantes de ascensión recta definida en nuestra montura ecuatorial en horas, minutos y segundos, tomando como hora cero el punto aries, dividiendo el ecuador terrestre proyectado en horas, minutos y segundos, en sentido anti-horario, es decir hacia el punto libra, el cual marcaría las doce horas, y que conforma una coordenada que trasladaremos a nuestra montura en la escala de Ascensiones Rectas, lo que orienta la montura en dirección hacia el objeto a observar, quedando ahora por determinar el parámetro que nos proporciona la altura del astro en cuestión y que no es otro que la declinación o el ángulo que nuestro objeto describe con respecto a nuestro ecuador expandido, con lo cual, si nuestro objeto se situara encima justo del polo norte, nuestro objeto estaría a 90 grados y si estuviera en el ecuador tendría 0 grados, con lo que nuestra montura tendrá dos giros, uno alrededor de la estrella Polar horario y otro angular medido en grados, que determina la altura a cada medida horaria, lo que nos proporciona una situación en el espacio precisa y haciendo que podamos seguir un objeto en el cielo, exclusivamente con el movimiento de ascensiones rectas, lo que proporciona una gran comodidad en la observación, así como una precisa continuidad.

Como siempre intentaré facilitaros un enlace para ayudar a comprender todos estos datos de un compañero de afición que creo aclarará y completará todo esto de forma sencilla
http://www.youtube.com/watch?v=IJ65SZqdaWI&list=UUUq235yU1JOSmoxpT2nKCsA&index=42″

Hasta pronto y buenos cielos

(423)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *