LA MONTURA ECUATORIAL III

Hola a tod@s:

Como cuntinuación a intentar exponer el funcionamiento de la montura ecuatorial y una vez comprobado desde el programa stellarium el comportamiento de las coordenadas ecuatoriales respecto a los astros del firmamento, donde observamos que, acelerando el paso del tiempo en la función que posee dicho programa para tal efecto, comprobamos que conforme pasan las horas giran entorno al punto norte celeste los astros, y junto a ellos vemos como también lo hacen los paralelos y meridianos celestes. Podemos intuir por pura lógica que podemos trasladar este movimiento a un sistema de coordenadas cercano, y que, instalado en la montura ecuatorial nos posicionará un astro en el cielo utilizando la marca de posición de ascensión recta, en su rueda correspondiente, y que normalmente está situada en la parte posterior del cabezal de la montura, y que viene determinado por una escala horaria que va desde las 0 a las 24 horas, en intervalos regulares. Para completar la posición de dicho astro con otra escala que llamamos de declinación, y que expresada en grados de 0 a 90 recorre en “gajos” perpendiculares el firmamento por cada marca horaria elegida en la escala de Ascensión Recta.

Es decir, que si una vez “puesta en estación” nuestra montura, que es lo mas complejo de su utilización, rotando la montura hasta las marcas que obtenemos de un programa como stellarium (cuando marcamos dicho astro), podremos ver el mismo en el firmamento. O de forma empírica, también podemos posicionar con nuestro buscador un astro concreto, y comprobar que las marcas que deja en nuestra montura de ascensión recta y declinación, efectivamente se corresponden con las indicadas en nuestro programa de posicionamiento o carta estelar. Pudiéndoese así corregir sobre las propias ruedas de coordenadas, cualquier variación que pudiera haber tenido, antes de su utilización.

Decir finalmente que estas monturas se pueden motorizar en el eje de Ascensión Recta, o en los ejes de Ascensión Recta y Declinación, lo cual, proporciona un seguimiento automático de los astros y si además dotamos a nuestra montura de un sistema informatizado, podremos alinearla, para realizar búsquedas automáticas de astros que nos harán muy fáciles y cómodas las observaciones asronómicas.

Hasta pronto y Buenos Cielos.

(688)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *