OCULARES

Hola a tod@s:

Vamos a tratar en este post intentar conocer un elemento importantísimo en el telescopio, que es el ocular, anteriormente citado en este blog, de forma somera, y que considero merece un apartado especial.

No voy a realizar un tutorial sobre el ocular, ya que, no soy un erudito, ni mucho menos. Os dejare un enlace de una web amiga, para conocer los tipos de oculares y su fundamento, pero si os comentaré el uso que doy a ellos.

http://www.cielosur.com/oculares.php#top

Como os podeis imaginar tendremos que elegir el ocular que mejor se adapte a las pretensiones que tenemos para nuestra observación, y para ello nos debemos centrar en tres grandes grupos, o así lo creo yo. Un grupo dedicado a bajo aumento, en el que podemos movernos por oculares de baja potencia, y un campo amplio de visión, utilizado para observación de grandes superficies de cielo, y que oscilarán desde los 40 a 20 mm., los cuales tienen la particularidad de proporcionar una gran luminosidad, y por su óptica una gran comodidad visual, lo cual, nos hará disfrutar de la observación panorámica del cielo, donde podremos encontrarnos con grupos estelares y objetos de luminosidad media, que nos abren generalmente las puertas a objetos más sutiles y que nos obligarán a utilizar otros oculares mas potentes para poderlos definir con más claridad, o como se dice en el argot astronómico, “resolverlos”. Son con los que yo he comenzado a conocer el universo, y proporcionan un cúmulo de sensaciones al observador duraderas y cómodas.

Pasamos posteriormente a adentrarnos en oculares de media potencia, que atribuyo al rango de los 17mm. a los 10 mm., los cuales proporcionan más fatiga ocular que los anteriores, pero permiten definir objetos mas tenues y pequeños, manteniendo un nivel aceptable de luz, los cuales me han supuesto unos resultados estupendos para la observación de cúmulos estelares cerrados, así como nebulosidades, e iniciación a la observación de luna y grandes planetas, al margen de definir areas del espacio más concentradas, las cuales nos servirán como veremos mas adelante para centrar objetos en el uso de oculares más potentes, y que pasamos ahora a definir.

Los oculares de alta potencia, que considero son los que están por debajo de los 9 mm., proporcionan un gran aumento, y los utilizaremos para observar principalmente superficies de espacio pequeñas, por lo que son muy eficaces para la observación planetaria, y puntos de espacio muy concretos, así como la visualización de la luna a gran aumento.

Como podemos intuir crean una fatiga ocular mayor, y atenuan la luminosidad de la observación, por lo que, debemos tener en cuenta, que para observación de objetos tenues, son incómodos para la astronomía visual.

Todo esto teniendo en cuenta que todo depende de la construcción del ocular y el campo aparente que nos ofrezca, que veremos próximamente.

Hasta pronto y buenos cielos

(460)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *