LA OBSERVACION: Documentación y Registros

Hola amig@s:

Tras un extenso paréntesis temporal, intentaremos seguir con nuestra visión sobre la planificación en la observación. Puede parecer que es un poco farragoso e inútil, pero os he de decir que una vez que se empieza a observar el firmamento uno no sabe cuando parar, y si disponemos de una montura con un sistema de localización automático, se puede perder la noción de lo observado e incluso podemos desviarnos de nuestro objetivo en la observación.

Por ello es fundamental, al margen de la preparación comentada anteriormente, llevar un control sobre lo que se está observando, con la utilización de esquemas prácticos, sencillos, pero eficaces. Que harán que a parte de crear un autentico cuaderno de observación y archivo, tengamos un conocimiento del cielo más profundo, ya que la idea es fomentar un conocimiento más preciso de un espacio más reducido del cosmos (el que rodea al objeto observado), determinado por su posición en el tiempo. Y que puede ir archivado junto a los documentos de planificación, entes propuesto en el post anterior.

Como cuadro tipo os propongo un cuadro utilizando los siguientes parámetros:

FECHA DE LA OBSERVACION:   03/09/2013         CL:  4

CATALOGO         OBJETO       TIPO                 CONST.            HORA

MSSIER               M22               CUMULO          SAGITARIO      23:42

DETALLE

Cúmulo cerrado de forma esférica bien definido con nebulosidad en tono marrón observado con ocular de 25 mm. y 12,5 mm.  con una altura de 40º sobre el horizonte utilizando filtro neodimio para definir más el objeto.

Lógicamente es un ejemplo poco concreto, pero si confeccionamos un modelo sobre hoja de cálculo con estos datos u otros que pudierais considerar interesantes y luego los archivamos, obtendremos un trabajo que pasado un tiempo nos reportará grandes satisfacciones, para ir obteniendo mas detalles cada vez que miremos el objeto escogido, o lo observemos con una óptica distinta o cuando lo intentemos fotografiar, si es que optamos por esta disciplina. O lo comparemos con una observación en otro momento.

Es una costumbre conveniente para el astrónomo a cualquier nivel y que a posteriori nos definirá un modelo de trabajo riguroso y sistemático que nos proporcionará una nueva dimensión en nuestro mundo de la observación.

Todo ello nos preparará para abordar nuestra guía de trabajo para la salida a campo.

Saludos y Buenos Cielos

 

 

 

(410)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *